CALIFORNIA

Escrito por  16.Viajes    |   27 May 2019   |    7 comentarios


California ofrece una gran diversidad de paisajes donde, sin duda, es posible encontrar actividades para todos los gustos. Ciudades ricas en cultura y cine en las que hay espectáculos a cada hora del día y que probablemente hayan sido escena de algunas de tus pelis o series favoritas. Es el Estado con mayor número de parques nacionales, hasta 9, en los que la naturaleza se expresa en un amplio abanico de contrastes. Playas preciosas a orillas de pueblos pintorescos de la costa Oeste donde además, se pueden observar animales en su hábitat natural, sin barreras ni exposiciones.


Cuando se planifica un viaje por EEUU es difícil elegir que se quiere visitar, sobre todo si es tu primera vez en los Estados Unidos. Básicamente lo quieres ver todo: el gran Cañón, Death Valley, Las Vegas… todos estos destinos estaban en nuestra mente, pero siendo realistas, se necesitan muchas horas de coche para visitar todo eso ya que las distancias en este país son enormes. Así que finalmente decidimos centrar el viaje en California, que tiene muchísimas cosas para ver. Hicimos una ruta de 12 días en la condujimos una media 2.5h por día.


Para nuestro viaje a California, nos planteamos un presupuesto de alojamiento de media de 70€ por noche. En algunos lugares nos dimos algún capricho decidiendo recortar en otros, pero en general todos fueron bastante acertados. Hay montones de moteles de carretera de esos que se ven en las pelis (por suerte no dimos con ninguno como Bates Motel) y que están bastante bien. No obstante, muchos cierran la recepción al caer la noche, que en invierno es a las 5 o 6 de la tarde, por lo que si ya tienes tu reserva hecha de antemano tienes tu sitio asegurado.


La ruta para 12 días:



Nuestro mini resumen:

Partimos de San Diego, el pequeño México Californiano, hacia el desierto de Palm Springs, rodeados de fuentes termales, pitas y cactus. Rumbo al norte, llegamos a dos de los parques nacionales que no podíamos dejar de ver en nuestro viaje por California: el que fuera hogar de los nativos americanos y el que nutre bosques de secuoyas gigantes a 2000 m de altitud con un paisaje precioso cubierto de nieve. Volviendo a la civilización hacia el oeste, cruzamos el Golden Gate y pasamos una tarde en Alcatraz. Rumbo a la ciudad de la fama, nos topamos con las increíbles playas vírgenes, los elefantes marinos de San Simeon a pie de costa y los históricos kilómetros de viñedos del valle de Santa Ynez. No pasaríamos ni un día de monotonía, viendo espectáculos en pleno Venice beach o en el mismo teatro chino de Hollywood.


Cómo ir del aeropuerto internacional de Los Ángeles a San Diego


Día 1: San Diego

En nuestra opinión un día y medio es suficiente para ver San Diego. De esta ciudad destacamos: el centro histórico, que es como un pequeño México, la Isla de Coronado y sus increíbles vistas al skyline de la ciudad y las focas y leones marinos de la Jolla.



Vuelta rápida por San Diego en un día de invierno


La Jolla y Fort Rosencrans cemetery (próximamente...)


Día 2: Palm Springs

Palm Springs está situada en el desierto de Sonora y rodeada por las montañas de pequeño San Bernardino, Santa Rosa y San Jacinto. Esta geografía favorece un clima cálido y seco con aparentemente... ¡354 días de sol! La ciudad es conocida por sus fuentes termales, hotelitos con encanto, spas y pistas de golf.


Pasamos la noche muy cerquita de la ciudad de Palm Springs aprovechando que subíamos de camino a Sequoia National Park y Yosemite. El plan era explorar un poco la zona y hacer algo de senderismo al día siguiente, pero fuimos los “afortunados” en dar con uno de esos 9 días sin sol y (con lluvia torrencial incluida) de Palm Springs. Nos alojamos en un hostal que nos gustó bastante, Vagabond Inn Palm Springs, rodeado de montañas y con piscinas con agua proveniente de fuentes termales, una pasada.




Nos hubiera gustado disponer al menos de un día más para acercarnos a ver Joshua Tree Park. Este parque nacional está a 2 horas y media de San Diego. Está en pleno desierto y tiene formaciones rocosas que son únicas en el planeta. Cada año atrae montones de visitantes que quieren hacer escalada, senderismo, acampada libre para dormir en plena naturaleza... Es ideal para visitar en invierno, pues las temperaturas no son demasiado elevadas y no hace un calor sofocante.


Día 3: Sequoia National Park

Sequoia National Park es sin duda el mejor sitio para ver secuoyas gigantes. Y entre ellas, ¡el árbol más grande en volumen del planeta! Cuando planeamos la ruta, dudamos de si merecería la pena visitar el parque en invierno, ya que muchas de las carreteras están cortadas por las condiciones climáticas; sin embargo, fue una de las experiencias que más disfrutamos en nuestro viaje. La nieve nos dejó un paisaje precioso y la posibilidad de disfrutarlo casi en exclusividad fue increíble.




Secuoyas gigantes en Sequoia National Park


Información estado de carreteras, tarifas y uso de cadenas 


Hay que tener en cuenta que dentro de los parques nacionales no hay gasolineras, así que conviene tener el depósito lleno antes de entrar al parque.


Día 4: Yosemite National Park

El parque nacional de Yosemite está en segunda posición en el ranking top 10 de parques nacionales de EEUU, según el periódico “The Guardian”. Si haces un viaje a California, no puedes dejar de visitarlo. Es conocido por los árboles de secuoyas gigantes en Mariposa Grove, y sobre todo por las espectaculares vistas que hay del valle Tunnel View. En esta panorámica se observa El Capitán, Half Dome y la cascada Bridalveil Fall.



Al ir en Enero, algunas carreteras estaban cortadas, Mariposa Grove, entre ellas. Aún así, decidimos reservar un día para ver este espectacular parque de montaña y, sin duda, nos llevamos una de las vistas más espectaculares de todo el viaje.


Un dia de invierno en Yosemite, hogar de los Ahwahneechees


Días 5 y 6: San Francisco

San Francisco es una ciudad llena de vida. Dedicamos dos días enteros a esta ciudad y no paramos de ver cosas desde que llegamos hasta el último minuto que nos fuimos. Nos pareció haber estado una semana entera por la de cosas diferentes que vimos. Una de las visitas que más nos gustó fue la Isla de Alcatraz.


Qué visitar en dos días en San Francisco



Días 7 y 8: Un paseo por la Costa Oeste, de Monterey a Morrobay

Después de pasar unos días intensos en San Francisco, nos fuimos a relajarnos un poco a la costa. Decidimos pasar la primera noche en Monterey ya que estaba bastante cerca de San Francisco y queríamos aprovechar hasta el último segundo de luz en la ciudad así que, cuando cayó el sol nos pusimos rumbo a Monterey (2 horas en coche).




Dos días por la costa de Cabrillo, Highway 1


Día 9: Santa Bárbara y el Valle de Santa Ynez

Podríamos decir que Santa Bárbara es la ciudad californiana que mejor refleja la época del colonialismo español. Su arquitectura y decoración con la clásica teja roja te hacen sentir que estás paseando por algún pueblo de la costa del mediterráneo.


Esta ciudad está rodeada por el Valle de Santa Ynez, conocido por ser una de las regiones vitivinícolas más populares de California. A lo largo de este bonito valle se pueden encontrar varios pueblos con encanto como Solvang y Los Olivos y numerosas tasting rooms donde catar vinos californianos.



Un día en Santa Bárbara

Ruta del vino en la región de Santa Ynez


Días 10, 11 Los Ángeles

Los Ángeles es una ciudad inmensa, los recorridos en coche pueden llegar a ser de hasta una hora y media de punta a punta. A ello le podemos sumar las playas y otros sitios de interés turístico como Universal Studios o Disneyland. Lo cierto es que, aún con todo esto, para nosotros dos días fue el tiempo necesario para ver lo que nos interesaba de esta ciudad: Malibú, Santa Mónica, Venice Beach, Downtown, Hollywood, el Observatorio de Griffith y Beverly Hills.


Si quieres incluir Universal Studios y/o Disneyland, necesitarías probablemente un día más.




Qué ver en Los Ángeles en dos días y medio


Nos movimos con el coche durante toda nuestra estancia en Los Ángeles y no tuvimos ningún problema: es lo más cómodo y no suele haber ninguna dificultad para aparcar. Nos aseguramos de que nuestro alojamiento ofreciera parking gratuito y que más o menos nos pillara a una buena distancia de algunas de los sitios que queríamos visitar.


Alojamiento en Los Ángeles


Ya en el aeropuerto, nos dió pena despedirnos de nuestro sueño californiano, esperando poder volver algún día a seguir disfrutando de sus gentes, sus caminos, sus playas y sus puestas de sol.