Que visitar en Bucarest en 3 días [con mapa]

blog de viajes por el mundo
Escrito por  16.Viajes    ·   27 Feb 2020  


La capital rumana es una de las grandes desconocidas de Europa. No es una ciudad demasiado monumental, pero la verdad es que hay un montón de cosas curiosas que ver en Bucarest. Nos pareció que tenía una arquitectura bastante irregular, donde te encontrabas un templo ortodoxo muy bonito anexo a un edificio en ruinas y negro por la contaminación. Es también la puerta a Transilvania, ya que desde allí se pueden visitar los castillos que están de camino a Brasov.


En este post se resume el viaje de seis amigos visitando Bucarest y alrededores en 3 días en pleno invierno (finales de enero). La ciudad de Bucarest realmente se visita en un día, aunque para vivirla a fondo, lo recomendable es al menos pasar el fin de semana allí. Nosotros os vamos a intentar contar los mejores sitios que visitar en Bucarest en 3 días, además de algunos consejos prácticos para el viaje.


Que ver en Bucarest en 3 días

  1. Consejos para visitar Bucarest
    1. ¿Cómo ir del aeropuerto de Otopeni a Bucarest?
    2. Uber en Bucarest
    3. Alquilar coche en el aeropuerto de Otopeni en Bucarest
    4. Alojamiento en Bucarest
  2. Qué visitar en Bucarest y alrededores en 3 días
    1. Día 1: Visita al castillo de Peleș y Bran desde Bucarest. Termas de Bucarest
      1. El castillo de Peleș
      2. El castillo de Drácula - castillo de Bran
      3. Las termas de Bucarest
    2. Día 2: Visita a la ciudad de Bucarest
      1. Paseo por el río Dâmbovița
      2. El edificio del Parlamento en Bucarest
      3. Catedral de Bucarest (en construcción)
      4. Un paseo por Bulevardul Unirii
      5. Catedral Patriarcal y Palacio del Patriarcado
      6. Iglesia Curtea Veche
      7. La noche en Bucarest: el casco antiguo
    3. Día 3: el casco antiguo de día y otras cosas curiosas que ver en Bucarest
      1. Iglesia ortodoxa de Stavropoleos
      2. Palacio CEC
      3. St. Nicholas Church
      4. Plaza de la Universidad
      5. Librería Carturesti
      6. Pasajul Victoria
      7. Pasajul Macca Vilacrosse
      8. Arco de Triunfo de Bucarest


Consejos para visitar Bucarest


¿Cómo ir del aeropuerto de Otopeni a Bucarest?

Nosotros vinimos desde Londres, cogiendo un vuelo muy barato al aeropuerto de Otopeni que llegaba a las 12 de la noche. La primera vez que fuimos allí, como habíamos alquilado un coche para ver los castillos de Peleș y Bran, simplemente tuvimos que ir a recoger el coche y fue cuestión de conducir unos 30 minutos hasta Bucarest.


Uber en Bucarest

Alquilamos coche sólo durante un día, por lo que el resto del tiempo nos movimos usando Uber, que es bastante más barato que coger un taxi de allí. El trayecto del aeropuerto hasta la ciudad de Bucarest nos costó unos 45 lei. En algunas ocasiones, el precio fluctúa bastante, sobre todo si es hora punta o si estás en una zona muy concurrida pero basta con esperar un poco o intentar varias veces.  Nosotros volvíamos un lunes de madrugada (los llamados héroes...) y nos costó un poco de trabajo conseguir Uber a esa hora. Al final lo conseguimos después de dos cancelaciones. Por suerte empezamos a buscar coches con bastante antelación: mejor estar preparados por si había que esperar ya que luego en el aeropuerto había bastante cola y estaba regular organizado.


Alquilar coche en el aeropuerto de Otopeni en Bucarest

Bueno, después de estar un tiempo buscando por la web información sobre cómo ir a los castillos de Transilvania, decidimos que lo mejor era alquilar un coche en el aeropuerto de Otopeni por un día. Al ser seis personas, acabamos alquilando una furgoneta Volkswagen Transporter con la compañía Klasswagen en el aeropuerto Otopeni de Bucarest.


que ver en bucarest - alquilar coche en otopeni


Como la oficina estaba fuera del aeropuerto, lo primero que tuvimos que hacer es preguntarle al de la floristería, que tenía los folletos de cómo llegar al punto de recogida, y seguir el mapa que nos dió. Una vez allí, una furgoneta nos recogió y nos llevó hacia las oficinas. Al no haber nadie, la cosa fue bastante rápida, aunque tuvimos el incidente de no disponer de tarjeta de crédito y que nos hicieran coger el seguro de viajes obligatoriamente, que encima ya lo habíamos cogido por otro lado. Es cierto que lo de la tarjeta de crédito es un viejo truco de las agencias de coches y lo pone al registrarse, pero nos sentimos un poco estafados igualmente. El coche por lo demás, no estaba mal y estaba equipado con neumáticos de invierno y quitahielos para el parabrisas (que parece una tontería pero ¡lo tuvimos que usar!).


Las carreteras están bastante bien, considerando que Rumanía no es uno de los países más avanzados en infraestructura de Europa. Hay que tener en cuenta que puede caer bastante nieve, así que hay que extremar las precauciones en ese caso. Los rumanos conducen de una forma muy correcta (excepto uno de los conductores de Uber que nos tocó, que estaba un poco loco). No tuvimos problemas para aparcar en ningún momento, aunque sí que es verdad que en algunas partes era zona azul y en el centro de Bucarest estuvimos dando vueltas un rato porque no entendíamos si estaba permitido o no. Por suerte, no encontramos ningún regalito en el limpia-parabrisas al regresar a la mañana siguiente…


Alojamiento en Bucarest

Ya que íbamos sólo de fin de semana a Bucarest a lo barato, decidimos que nos iba bien con un AirBnb. Lo importante para nosotros es que estuviera céntrico, así que lo pillamos justo enfrente del Instituto Cervantes. Nos costó unos 30€ por cabeza para todo el fin de semana... vamos, ¡tirado de precio! Otra cosa a tener en cuenta es que era invierno, así que no tuvimos que preocuparnos por el intenso calor que dicen que hace en Bucarest en verano y las casas en general parecen bastante bien aisladas del frío. Eso sí: el edificio parecía que se iba a caer a cachos (como muchos de la ciudad) y el ascensor no era último modelo que digamos... Sabiendo lo barato que es el alojamiento en este país, la próxima visita probablemente busque un hotel más en condiciones.


No se puede visitar un país sin probar los platos típicos en diferentes restaurantes, para no sólo disfrutar de la cultura de forma visual sino para saborearla como se merece. Una de las cosas más interesantes que llevarse de un sitio es un pedacito de su cultura gastronómica, para luego revivir las memorias cada vez que queramos una vez estemos de vuelta en nuestra casa. Si queréis saber como fue nuestra experiencia probando los platos típicos de Rumanía, no dejéis de visitar nuestro post dedicado.

Restaurantes rumanos y la comida típica de Rumanía



Qué visitar en Bucarest y alrededores en 3 días




Día 1: Visita al castillo de Peleș y Bran desde Bucarest. Termas de Bucarest


El primer día nos lo montamos muy bien gracias a las ideas de Caro: nos levantamos temprano, visitamos los castillos de Peleș y Bran y para terminar el día, nos fuimos a relajarnos después de la paliza a las grandes Termas de Bucarest


El castillo de Peleș

Primero llegamos al castillo de Peleș, el cual se encuentra rodeado por bosques y montañas en una ubicación de ensueño. Como no habíamos desayunado, nos fuimos directos a la cafetería, pero la verdad es que era bastante cara para ser Rumanía. El castillo nos gustó mucho, tanto por fuera como por dentro. Para más información sobre el castillo de Peleș, visita nuestro post dedicado.


Visita al castillo de Peleș en Transilvania


que ver en bucarest - castillo de peles


El castillo de Drácula - castillo de Bran

Los caminos eran más estrechos por aquí y se tardaba más en recorrer menos distancia, pero las vistas eran en todo momento espectaculares. Por suerte para nosotros, no había apenas nieve, así que no tuvimos ningún problema. Uno de los tramos estaba especialmente lleno de curvas, pero íbamos tranquilos en todo momento. El siguiente y último castillo que vimos fue el de Bran, conocido por ser el castillo que inspiró a Bram Stoker para escribir el Conde Drácula (o al menos, eso dice la leyenda). Aquí aprovechamos para hacer una parada y comer en el restaurante Bran Parc, donde nos pedimos los platos rumanos más conocidos. La calidad era bastante buena considerando que está muy cerca del sitio más turístico de Rumanía. Podrás encontrar más información en nuestro post dedicado al castillo de Bran.


Visita al castillo de Drácula - castillo de Bran


que ver en bucarest - castillo de bran


Las termas de Bucarest

Para terminar el día y como guinda al pastel, nos fuimos a las termas: ¡las más grandes de Europa! Recomendable llevar tu propia toalla y chanclas, ya que sino, tendrás que comprarlas a la entrada. El complejo es enorme y cuenta con numerosas piscinas y saunas y la nada desdeñable cifra de ¡16 toboganes! En algunos de ellos se cogía una velocidad considerable… (no todo iba a ser relajarse). A mí lo que más me gustó fue la piscina exterior, con el agua tan caliente que hacía que te olvidases de que había 0° afuera. A la entrada te dan una especie de reloj de pulsera con el que puedes pedir en la barra (¡la cerveza estaba a unos 2€!) o te sirve para acceder a las diferentes salas o abrir tu taquilla. 


que ver en bucarest - las termas de bucarest


Al salir de las termas, hay que tener en cuenta que los Uber no pasan tanto por esa zona, ya que está más alejada que el propio aeropuerto, pero con un poco de insistencia al final se consigue contratar. Sino, otra opción es la de coger uno de los taxis que hay en la entrada, para los cuales hay una máquina en el mismo edificio de las termas, pero esto es mejor evitarlo ya que nos pedían unos 110 lei cuando el Uber nos costó unos 60 lei.


Los precios de las termas de Bucarest no son nada altos para lo que ofrecen. Nosotros nos pedimos el pase Elysium, que daba acceso a casi todo y nos salió por sólo 88 lei (unos 17€). Para otras tarifas, se puede echar un vistazo aquí.


Un consejo es intentar ir entre semana, ya que los fines de semana aprovecha mucha gente para ir y la experiencia cambia por completo.


Día 2: Visita a la ciudad de Bucarest



Paseo por el río Dâmbovița

Nos dimos un paseo por el principal río que recorre Bucarest, ahora canalizado y que divide la ciudad a su paso. Hacía un día muy bueno y pudimos contemplar la arquitectura de la ciudad, que me recordó a la berlinesa, y a algunos pescadores que probaban suerte con sus cañas.


que ver en bucarest - rio dambovita


El edificio del Parlamento en Bucarest

Estamos ante el edificio civil más grande del mundo. No llegamos a entrar dentro, pero nos impresionó mucho lo grande que era y acabamos tomándonos nuestro tiempo para rodearlo (por el lado largo…).


que ver en bucarest - el parlamento de bucarest


Catedral de Bucarest (en construcción)

No vimos absolutamente nada de este enorme edificio en ningún blog y en cuanto lo vimos, pensamos que era una antigua iglesia ortodoxa que se encontraba en restauración. Cual fue mi sorpresa cuando me di cuenta que estábamos ante la construcción de la catedral de Bucarest, más conocida como la Catedral de la Salvación del Pueblo Rumano. El edificio es muy bonito, pero es curioso ver este tipo de construcciones teniendo lugar hoy en día y, la verdad, nunca pensé encontrarme algo así en una ciudad europea.


Como nota curiosa, cuando esté finalizada, se convertirá en la iglesia ortodoxa más grande del mundo y es de hecho ya la nueva sede patriarcal de la Iglesia ortodoxa rumana. Fue inaugurada en 2018.


que ver en bucarest - la catedral de bucarest


Un paseo por Bulevardul Unirii

Al llegar al edificio del Parlamento de nuevo, pero por el otro lado, nos topamos con este bonito bulevar, inspirado en los campos elíseos parisinos y repleto de edificios de la época comunista rumana. 


que ver en bucarest - avenida unirii


Catedral Patriarcal y Palacio del Patriarcado de Bucarest 

Se encuentra tras subir por una avenida ajardinada anexa al Bulevardul Unirii, que tiene una estatua de Alejandro Juan Cuza, rey derrocado en 1866 y que fue sucedido por Carlos I, que mandó a construir el castillo de Peleș.


Es increíble el poder que tiene la Iglesia ortodoxa, según el último censo (de 2011), el 85% de los rumanos pertenece a esta rama del cristianismo. Al llegar a la “cima” de la avenida, nos encontramos de bruces con una plaza con la Catedral Patriarcal en medio y el Palacio del Patriarcado a la izquierda. Es la segunda ciudad que veo en poco tiempo con dos catedrales, aunque la primera en tener dos de la misma religión. Las vistas desde la cima eran muy buenas y más considerando que ya empezaba a ponerse el sol.


que ver en bucarest - palacio patriarcado bucarest


Iglesia Curtea Veche

Otra iglesia ortodoxa muy bonita por dentro y por fuera. Cerca están las antiguas cortes del gobierno rumano, ahora convertidas en ruinas. Estas fueron usadas por Vlad Tepes, el empalador y principal inspiración para el Conde Drácula, así que le han plantado un busto en la entrada… ¡Todo sea por el turismo!


que ver en bucarest - iglesia ortodoxa bucarest


La noche en Bucarest: el casco antiguo

La verdad, no sabíamos bien qué esperar de esta ciudad al caer la noche. Fuimos al airbnb a cambiarnos y salimos por el casco antiguo de Bucarest, que estaba relativamente cerca. Lo primero que hicimos fue darnos una vuelta a ver cómo estaba el ambiente y, para nuestra sorpresa, había bastante vida en todo el centro de Bucarest. Decidimos ir al Pasajul Macca Vilacrosse, donde nos tomamos una copa y una cachimba en uno de los veladores. Estaba todo bastante lleno, pero al llegar el ¿dueño? del bar nos hizo sitio y nos pudimos sentar todos sin problema.


Luego salimos en varios bares, cambiando de uno a otro y no tuvimos problemas para entrar en ningún momento. En general nos pareció que había bastante buen rollo, aunque tuvimos un par de incidentes aislados, como una mujer que me mordió en la espalda sin venir a cuento (pensamos que sería posiblemente descendiente de Drácula…).



Día 3: el casco antiguo de día y otras cosas curiosas que ver en Bucarest


Es un casco antiguo bastante peculiar, en el que las noches cobran vida propia y los elementos más modernos se mezclan con edificios que parece que se van a caer de un momento a otro. 


Iglesia ortodoxa de Stavropoleos

Esta pequeña iglesia nos llamó bastante la atención cuando la vimos por la noche, por la bonita iluminación que posee. La fuimos a visitar por la mañana, tanto la pequeña iglesia como el patio trasero lleno de recuerdos en formas de piezas de mármol. Dentro, se trata de un templo bastante reducido, pero cuenta con unos frescos muy interesantes y que ya empezábamos a reconocer como elementos ortodoxos.


que ver en bucarest - casco antiguo bucarest


que ver en bucarest - monja bucarest


Palacio CEC

Es posible que sea un edificio mastodóntico más para muchos que visiten Bucarest, pero a mí en cuanto lo ví se me vino a la cabeza el ayuntamiento de Hannover (conocido en alemán como Neues Rathaus). No en vano, ambos tienen el mismo estilo de los castillos eclécticos con normas y figuras de diferentes estilos arquitectónicos


que ver en bucarest - palacio CEC bucarest


St. Nicholas Church

Esta iglesia estaba en reconstrucción cuando la vimos, pero nos pareció muy bonita con los torreones en color dorado. ¡Y muy fotogénica también!


que ver en bucarest - iglesia bucarest


Plaza de la Universidad

Merece la pena pasar por aquí, aunque sea sólo para tomar una foto y un café para llevar. Me gustó mucho la estatua ecuestre al rey valaquio Miguel el Valiente, considerado como uno de los precursores de la Rumanía moderna y que curiosamente compartió época con el padre del bastardo Julius Cesar d’Austria, el emperador austro-húngaro Rudolf II.


que ver en bucarest - plaza universidad bucarest


Librería Carturesti

Una librería muy moderna y muy completa en la que se puede encontrar de todo relacionado con la cultura: desde libros de recetas hasta juegos de mesa. Es un buen sitio también para comprar algún recuerdo, ya que tienen imanes y demás souvenirs, la mayoría de marcas artesanas.


Pasajul Victoria

Esto se trata simplemente de un pequeño pasaje que han decorado con paraguas de colores y en el que te encontrarás de seguro con más de un instagrammer posando para la foto.


que ver en bucarest - pasajul victoria


Pasajul Macca Vilacrosse

Este pasaje abovedado, que me recordó brevemente a los arcades de Regent Street en Londres (en realidad, no tienen nada que ver) y que cambia totalmente de la noche a la mañana: de noche se encuentra lleno de vida y los veladores están llenos de gente disfrutando de su bebida y el olor a cachimba perfuma el ambiente, mientras que por la mañana aparece desolado y es el momento perfecto para sacar unas fotillos.


que ver en bucarest - pasajul macca vilacrosse


Arco de Triunfo de Bucarest

Nada más entrar a la ciudad, en una rotonda complicada, hay plantado un arco de triunfo muy parecido al que hay en Paris. Nosotros no nos llegamos a bajar del coche, pero nos lo cruzamos varias veces y nos pareció muy bonito y similar a su homónimo francés.



La verdad es que en general Rumanía nos ha gustado bastante. Hay muchas cosas curiosas que hacer en Bucarest y alrededores y el tema de que todo sea tan barato hace que se disfrute todo sin temer a volver a casa y ¡encontrarte tu cuenta esté en números rojos!


Como resumen, os dejamos la lista de las cosas más importantes que visitar en Bucarest. ¡No dudéis en comentar si se os ocurre alguna más!


Que visitar en Bucarest

  • Las termas de Bucarest
  • Paseo por el río Dâmbovița
  • El Parlamento de Bucarest
  • Catedral de Bucarest 
  • Paseo por Bulevardul Unirii
  • Catedral Patriarcal
  • Palacio del Patriarcado
  • Iglesia Curtea Veche
  • Iglesia ortodoxa de Stavropoleos
  • Palacio CEC
  • La iglesia de San Nicolás
  • Plaza de la Universidad
  • Librería Carturesti
  • Pasajul Victoria
  • Pasajul Macca Vilacrosse
  • Arco de Triunfo de Bucarest


En definitiva, nos vamos con muy buen sabor de boca y sabiendo que volveremos de nuevo al país que inspiró la leyenda de Drácula



blog de viajes por el mundo
Escrito por  16.Viajes

Nos encanta viajar y ver el mundo que nos rodea, mezclarnos con diferentes culturas y paisajes y, sobretodo, ¡contarlo!

¡Sigue nuestro blog de viajes por el mundo en las redes sociales para estar al tanto de todo!